/Dónde Rodar

Biciestacionamientos capitalinos

Un lugar seguro para tus dos ruedas.

En 2014, el primer biciestacionamiento masivo de la Ciudad de México y Latinoamérica vio la luz. Un proyecto de 20 millones de pesos con capacidad para albergar 416 bicicletas, incluidos vehículos ciclistas para personas con discapacidad fue construido en el Centro de Transferencia Modal (CETRAM) Pantitlán.

Fue así como la Secretaría de Gobernación de la CDMX, en colaboración con la Secretaría de Obras y Servicios y la Secretaría de Medio Ambiente (SEDEMA) inauguraron el primer biciestacionamiento masivo en los límites de las delegaciones Venustiano Carranza e Iztacalco. En 2016 las buenas noticias continuaron para los que gustan de utilizar la bicicleta como su medio de transporte diario, ya sea para ir al trabajo, la escuela, como pasatiempo o, simplemente, una forma de ejercitarse, pues además de las distintas iniciativas que surgieron en pro del ciclismo y la cultura, un nuevo biciestacionamiento fue abierto en la zona del Metro La Raza. El mismo tiene lugar para 400 bicis y ocho espacios para vehículos de personas con discapacidad. Ambos proyectos fueron creados con la intención de promover y facilitar los viajes intermodales, además de recuperar algunos espacios públicos de la CDMX y fomentar el uso de la bicicleta como un sistema de transporte sano y sustentable.
En sus 3,500 metros cuadrados, el biciestacionamiento de Pantitlán cuenta con un sistema de circuito cerrado y uno de vigilancia semiautomatizado para el resguardo de vehículos que permite la identificación e ingreso de las personas, todo esto gracias a los validadores fotográficos que fueron instalados por todo el lugar. Además, si lo deseas, dentro de las instalaciones de los CETRAM Pantitlán y La Raza existe una pequeña área donde hay herramientas como desarmadores, llaves inglesas y hasta una bomba de aire, con la cual le podrás dar un rápido servicio a tu “bicla” antes de salir a rodar. A un costado del Metro La Raza, el inmueble para la recuperación de espacios públicos consta de 2,570 metros cuadrados, en los cuales existe un sitio para que los pequeños puedan divertirse y aprendan a montar y conducir una bicicleta de forma segura y respetando los lineamientos del Reglamento de Tránsito de la Ciudad de México. En esta biciescuela infantil, los niños, a través de instructores calificados mejorarán sus habilidades detrás del manubrio. El biciestacionamiento de Pantitlán también cuenta con este servicio los sábados de 9:00 a 13:00 horas.
Gracias a estos proyectos se fomenta el uso de la dos ruedas, además de reducir el alto índice de agentes contaminantes y así mejorar la calidad de vida de los capitalinos. Para comodidad de los usuarios, en ambos sitios se permite registrar hasta dos bicicletas por persona de forma gratuita. Para inscribirse sólo es necesario presentar una identificación oficial vigente, comprobante de domicilio, los vehículos a registrar (máximo dos) y una tarjeta multimodal (la que se utiliza para el Metro, Metrobús y EcoBici), la cual tiene la función de servir como una identificación para la admisión de las personas a las instalaciones de los biciestacionamientos.
Ambos lugares son gratuitos y dan servicio los 365 días del año. Sus horarios son de lunes a sábado de 5:00 am a 01:00 de la mañana del siguiente día y domingos de 7:00 a 24:00 horas. Se encuentran en Talleres Gráficos s/n, Agrícola Pantitlán y en Delibes 14, Vallejo Poniente, a un lado del Metro La Raza. A estos biciestacionamientos se les suman 128 kilómetros de ciclovías y más de mil aparcamientos para bicicletas en la vía pública. Se planea que en los próximos años, los biciestacionamientos masivos lleguen también a los CETRAM Taxqueña y Chapultepec, así como al Metro Indios Verdes y a la línea 1 del Metrobús que recorre avenida Insurgentes, lo que beneficiará a más de un millón de personas que utilizan estos transportes a diario.

Relacionados
¿Sabes circurlar en vías urbanas?

SABÍAS QUE...?

  • Se cree que el celífero (vehículo de dos ruedas con forma de cuadrúpedo) creado por Mede de Sivrac, en 1790, fue el precursor de la bicicleta.
  • Uno de los beneficios de andar en bici es que se puede reducir el riesgo de tener un infarto en casi un 50 por ciento.
  • A principios de 2016, el robo de bicicletas aumentó un 57 por ciento en nuestro país, debido a la falta de lugares seguros para estacionarlas.
  • España es uno de los países a nivel mundial, que presenta mayor número de robo de bicis al año.

Ilustación: Guillo

Relacionados