/Ellas

¡Tu primera vez! (Compitiendo)

 

 La temporada de carreras ya esta aquí y después de estar pedaleando hace ya algunos meses o años, seguro ya los callos han reemplazado a las ampollas y el asiento se ha vuelto un poco más fácil de tolerar, después de ir sentado sobre él durante horas y horas a la semana.

 

 Seguro sentirás que es tiempo de ponerle un poco más de sazón a las pedaleadas o habrás escuchado a algunos de tus amigos platicar de las competencias a las que van. A pesar de terminar hechos añicos, siempre te dicen que se dieron la divertida de su vida.

 

 Pues te cuento que competir por primera vez puede ser un tanto intimidante (si ya lo has hecho, te invito a que sigas leyendo, estoy segura que habrá algún tip que te será de  utilidad en tu próxima carrera), pero no por eso lo dejarás de intentar. Las cosas que más cuestan trabajo son aquellas que también traen consigo recompensas increíbles, que vienen acompañadas de experiencias y enseñanzas  que dejarán su marca en tu vida.

 

 Tras haber hecho unas cuantas carreras, he podido elaborar una lista de las cosas que debo hacer y también las que no, al planear asistir a una competencia, las cuales enlisto enseguida:

 

 

  • Duerme tus horas completas de sueño, tal como estás acostumbrado, durante la semana previa a la carrera, para que si un día antes no puedes dormir por los nervios, tu cuerpo no lo resienta tanto.
  • Haz una lista de las cosas que necesitarás (equipo, comida, ropa para después de la carrera, monitor cardiaco, velocímetro, entre otras) para que al despertar tengas todo listo y no andes como ratoncito atarantado, sin encontrar la pareja del calcetín rosa con puntitos verdes que combina exactamente con tus lentes.
  • No se te ocurra probar nada nuevo el día de la carrera. Así sea una barra de energía o un par de lycras nuevas. Déjalo mejor para la pedaleada del próximo fin de semana.
  • Lo mismo va con la posición de tu bicicleta, no le muevas nada. El asiento, un centímetro más abajo no te hará más aerodinámico, pero puede que sí lastime tus rodillas o espalda baja.
  • Por favor, no confundas tu bloqueador solar con tu “chammy cream”, yo sé lo que te digo.

 

 

 

Recuerda que andar en bicicleta es un estilo de vida y competir es simplemente la forma de celebrarlo. ¡No estás ahí para medirte con los demás, sino para disfrutar de la presencia de otras personas haciendo lo mismo que tú tanto amas! Con el único que vas a competir es contigo mismo.  ¡Dale tu mejor esfuerzo y disfrútalo al máximo!

Relacionados