/Skill

MTB para principiantes

No siempre contamos con las suficientes herramientas para empezar una modalidad distinta o un nuevo deporte. De ahí surge el cuestionamiento: ¿cómo debe ser mi primera bici? La primera y cualquiera que compres tendrá que ser siempre la que mejor se ajuste a tus necesidades. Pero, ¿cómo puedes saber esto? Pues, bien, deberás tomar en cuenta los siguientes puntos.

  • La talla o medida de la bicicleta

 Este aspecto es muy importante ya que, anteriormente y aun puede ser el caso, vendían las bicis sólo por lo bonitas que lucían y no por las cualidades y especialidad de éstas. Es de suma importancia que te quede a la medida, ya que así sacarás el máximo provecho de tu bicicleta y podrás desarrollar de excelente forma la especialidad que hayas elegido, además de evitar algunas molestias.

(Además de contar con la asesoría de un experto en punto de venta, recomiendo que te informes por tu cuenta qué talla te queda. Una talla equivocada de bicicleta puede generarte una mala experiencia al rodarla, incluso lesiones y hasta apartarte del ciclismo).

 Existen tablas de medidas que relacionan la altura del usuario y otros factores morfológicos con la bicicleta.

  • La necesidad de un bike fit

 Si bien es importante la talla correcta, también lo es ajustar lo mejor posible la bicicleta a tu cuerpo. Esto es el bike fit, es decir, buscar el punto ideal donde generes y desarrolles el mejor potencial arriba de la misma.

  • Decidir tu rodada

Ya sea de 29”, 27.5” o 26”, así como si será full suspension (doble suspensión) o hardtail (rígida). Deberás elegir qué rodada te beneficia más para lo que necesitas (todas tienen sus pros y contras) tomando en cuenta el lugar en el que rodarás.

 El terreno en que vives se refiere a si es montañoso, o totalmente plano, el tipo de veredas que hay en tu zona, los tipos de práctica que se realizan (cross-country, enduro, all-mountain, downhill).

  • Presupuesto

Siempre va de la mano y la mejor bici para ti es la que entre en tu economía y te dé la mayor ventaja posible. Para ello tendrás que analizar los puntos anteriores.

 ¿Que necesito tener de equipo?

 La seguridad es primero. En cualquier variante del MTB que realices, es cien por ciento recomendable e incluso obligatorio el uso de casco, guantes, zapatos (especiales) y ropa adecuada como son los jersey, lycras, shorts, lentes y, en su caso, rodilleras, coderas, peto o shoulders. Entre más equipado vayas, siempre reducirás las probabilidades de un accidente grave, porque en este deporte las caídas son algo de todos los días. Pero no te asustes, puedes evitarlas con el debido cuidado.

  • Ropa

 Jersey adecuados o especiales para ciclismo. Incluso los hay para cada modalidad.

  • Short o lycras

Igual que en los jersey, cuentan en la actualidad con una gran tecnología y avances. Es muy importante determinar qué tipo de short o lycra necesitas, ya que los glúteos es uno de los tres puntos en que tu cuerpo hace contacto con la bici, y los que reciben mucho impacto y soportan muchas horas sobre un asiento. Por ello deberás revisar el tipo de path o chamois  (colchón) que trae tu lycra, pues esto ayudará a que aguantes todas esas horas sobre tu vehículo de dos ruedas.

  • Guantes

Hay varios tipos y la mayoría están enfocados a las diferentes modalidades del MTB. Por ejemplo unos guantes de enduro tienen más protección en los nudillos y son más gruesos o los de cross-country (más ligeros y ventilados). En este caso sólo debes distinguir los que más se apeguen a tu práctica.

  • Casco

Es muy importante la decisión de qué casco comprar. Por no tener la información correcta, mucha gente comete el error de adquirir el más barato, “ya que dicen que es lo mismo en todos”. No escatimes nunca al adquirir uno, se trata de una inversión en tu seguridad y salud. Ten presente también que cada casco tiene cierto enfoque a las diversas prácticas.

 Hay tres variantes que puedes elegir y dependen en cierto modo del riesgo y extremo del entrenamiento:

  1. Casco cross-country: es ligero y ventilado, muy parecido al usado en ruta. Es el más pequeño y ajustado.
  2. Casco all-mountain o enduro: el más completo, tiene una protección más directa a la cabeza y cuenta con refuerzos y tecnologías que ayudan a disminuir la gravedad de un golpe en la dicha parte del cuerpo, ya que esta práctica es un poco más extrema.
  3. Casco downhill: casco integral o full face, parecido a los de motocross. Diseñado para la práctica extrema del downhill y en ocasiones para el enduro, ya que por la dificultad de pistas y velocidad que se alcanza, es necesario tener una protección completa en la cabeza.

EL CUADRO DEBE SER MUY IMPORTANTE y es vital QUE SEA DE TU TALLA

 Trata que los componentes que sean de gama media hacia arriba.

 Decide si quieres un cuadro de aluminio o fibra de carbono. Cada uno tiene sus pros y contras (como ligereza, rigidez, durabilidad). Actualmente lo mejor y la mayor tecnología se encuentran en los cuadros de carbono, pero no por eso se descarta la durabilidad del aluminio. El ciclismo se ha desarrollado tanto, que ahora puedes encontrar cuadros para downhill de fibra de carbón, cuando antes era impensable.

 ¿Qué es grupo?

Se le considera así a todas las partes que en conjunto realizan el sistema de transmisión y de frenos (palancas de freno, calipers, palancas de cambios, desviadores, cadena, piñón, multiplicación o crankset).

 Los cambios:

Aprende a realizar los cambios correctamente. Si bien no es como un automóvil, la operación es bastante similar. Debes conocer bien los cambios de tu bici, saber con cuántos cuentas y la función de cada piñón.

 Ten en cuenta que los piñones más grandes darán un paso más suave y necesitarás menos fuerza para moverlos, éstos se usan casi exclusivamente en subidas, ya que los piñones chicos son para desarrollar mayor velocidad en superficies planas.

 En el caso de los platos o discos de la multiplicación o crankset, funciona un poco al revés, ya que sólo cuenta con tres platos.

El más grande generará mayor velocidad y potencia y, principalmente, se usa en piñones chicos a medianos. El plato mediano es el más polivalente, ya que puede ser utilizado con todo el piñón, tanto para subidas como para plano. Por último, el plato chico es utilizado con los piñones más grandes para poder atacar las subidas más inclinadas. 

  • Medir frenos: Es un punto muy importante, darse el tiempo de medir y conocer tus frenos, para saber hasta qué punto puedes intentar una frenada de emergencia. Muchos no se permite probarlos y adaptarse a ellos, como consecuencia han tenido caídas que pudieron haberse evitado.
  • Mover la bici: Debes saber cómo reacciona en curvas, obstáculos a mayor velocidad. Esto generalmente se obtiene con la práctica y experiencia
  • Técnica de subida: Cada quien adopta una técnica de subida con el tiempo, pero sí hay como un estándar que es imprescindible, y se trata de adelantar el cuerpo hacia el manubrio, flexionar los brazos lo más pegados posible al cuerpo y sentarse lo más adelante del asiento. Así distribuirás mejor tu peso sobre la bici, para no perder tracción en la llanta trasera y evitar desperdicio de potencia; también, en ocasiones, puedes utilizar la técnica de pie.
  • Técnica de bajada: (siempre debes frenar con ambas manos) Para las bajadas, al contrario de las subidas, debes desplazar tu peso hacia atrás de tu bicicleta. ¿Qué tanto? Esto dependerá de qué tan pronunciada o técnica esté la bajada. Para eso debes ponerte de pie sobre los pedales, flexionando siempre las rodillas un poco, posicionar atrás del asiento tus glúteos y estirar los brazos, recordando tenerlos flexionados también, mantener en todo momento dos dedos en las palancas de los frenos y siempre regular el frenado con ambas palancas.
Relacionados