/Tips

¡No cometas estos 10 errores!


1 Estrenar equipo. En una competencia todo lo realizas al límite y por tanto todo el material que utilices tienes que conocerlo perfectamente y tenerlo probado, cualquier incomodidad que durante un entrenamiento no será más que una pequeña molestia, en una carrera se transforma en un problema que te puede hacer abandonar. Yo por ejemplo cuando tengo que estrenar tenis para correr busco un “sprint” para estrenarlas y así saber donde me pueden rozar y como se adapta mi pie a ellos. Así mismo tienes que utilizar material que esté en buenas condiciones de uso, ojo con el desgaste.

2 Comer cosas nuevas. No debes comer nada que no hayas probado anteriormente en los entrenamientos. En los días anteriores vas a ver a compañeros que comen otras cosas que tu en competencia y seguramente te sentirás atraído por probar alguna de ellas, ¡no lo hagas! Haz la prueba con todo lo que sabes que a ti te cae bien y ya después en tus entrenamientos prueba ese nuevo producto.

3 Comer o beber cualquier cosa que pueda provocarte gases en la competencia. De 48 a 72 horas antes debes tener cuidado con las bebidas gaseosas, legumbres, lechuga, etc. De todas formas tu debes encontrar todo lo que te puede provocar el odiado y temido dolor abdominal causado por los gases.

4 Dormir más la noche previa a  la competencia que las anteriores. Tienes que llegar descansado a la competición, pero para eso no hace falta dormir mucho más de lo normal el día previo a la carrera ni la anterior. Tienes que dormir lo normal si no saldrás “adormilado” a competir. Si la hora de salida es muy temprano, tampoco es necesario que los días anteriores intentes adaptarte al horario de competición adelantando la hora de levantarte, con ello lo único que harás será cansarte más.

5 Hacer ejercicios nuevos de técnica en el agua los días previos al triatlón y en el calentamiento. Esto no te cansara físicamente pero tu sistema nervioso se fatigará y, cuando llegues a nadar en la carrera, notarás que “agarras” menos agua. Si el ejercicio te ha gustado, recuérdalo y empieza a practicarlo días después. Lo mismo se puede decir de la flexibilidad, no te excedas en trabajarla antes de competir, solo tienes que hacer lo necesario para notar un alivio en la tensión muscular pero no para conseguir “ser de goma”.

6 Competir en exceso y no dejar recuperar entre una y otra prueba no solo por la fatiga que te genera, sino porque cada vez que compites pierdes rutina de entrenamiento.

7 Boxes o zonas de transición. Lo primero que tienes que hacer es llegar con tiempo suficiente para colocar todo tranquilamente y que ningún imprevisto te ponga más nervioso porque además has llegado tarde a la entrada. En los boxes tienes que estar atento a muchas cosas:

  • Colocar bien el casco, el revés en la bici y el dorsal para que cuando llegues de la natación la colocación de estos elementos sea automática .
  • Saber cómo es la circulación en boxes, por dónde se entra y sale.
  • Dónde están las líneas de montaje y desmontaje.
  • Agarrar referencias de donde tienes la bici; piensa que lo que ahora ves fácilmente, cuando llegues después de nadar con 180 pulsaciones y no te parecerá igual.
  • Recuerda: Deja la bici con los desarrollos adecuados para la salida.


8 No revisar las ruedas de la bici. El que las llantas estén en perfectas condiciones y presión correcta significa que tienes pocas probabilidades de tener una ponchadura en competición. Si has calentado con ellas asegúrate de limpiarlas una vez colocada la bici en la barra de boxes, si vas a estrenar llantas ruédalas el día anterior, se agarrarán mejor. Si es un día lluvioso, pon un poco menos de presión de lo habitual en las ruedas, mejorará el agarre.

9 Entrenar perdiéndote en la forma y no hacer caso al fondo. Últimamente todos estamos casi obsesionados con los nuevos equipos y “artilugios”. Parecería que solo por usarlos ya tenemos hecho el entrenamiento y hay veces que se nos olvida que lo que hay que hacer es entrenar aunque la pantalla que tengo delante me diga cosas que no me gustan.

  • No tengas demasiada prisa por hacer series, el trabajo continuo es el que nos va a dar la base para “aguantar” la temporada. No seas el campeón de invierno.
  • Para nadar no hay métodos milagrosos, hay que encontrar una persona que sepa de natación y te corrija la técnica sin materiales que nunca ves usar a un nadador.
  • Si te lesionaste, recupérate bien haciendo un buen trabajo de reentrenamiento y, si sigues notando molestias, vuelve atrás. No estés tres semanas parado y cuando vuelvas a correr hagas 45” de carrera. Vale más la pena empezar por menos carrera o comenzar por correr-andar.


10 No preparar bien el material el día anterior. Cuando te vayas a dormir la noche anterior tienes que tener conciencia completa de que todo tu material está donde debe, dorsales, tenis, bici, todo aquello que utilices en boxes, vaselina, aceite, neopreno, gafas. Mañana cuando te levantes no estarás para ponerte a pensar en todo ello y lo único que conseguirás es ponerte nervioso, olvidarte de algo y llegar tarde a boxes.