/Tips

¿Cuánto dura una llanta de MTB y cómo saber cuándo cambiarla?

 

Las llantas son el único componente de la bici que esta en contacto con el suelo, así que es muy importante saber cuando es momento de conseguir unas nuevas.

 

Hay que fijarse en los gajos o tacos centrales y no tanto en los laterales. Muy probablemente los laterales durarán más que los centrales, pero eso no significa que la llanta siga siendo eficiente. Por ejemplo, una llanta nueva tiene tacos centrales de 3 mm de alto, y cuando miden 1mm ya es momento de cambiarla. Pero es importante recordar que cada llanta es diferente y cada una tiene un propósito diferente.

 

 

Según Schwalbe, la vida útil del caucho es de 5 años más o menos. Si no usas mucho tu bici (10 veces al año o menos) y tus llantas se ven “enteras”, no te confíes, pues puede que tus llantas ya tengan muchos años de antigüedad y las paredes laterales comiencen a agrietarse, esa es una señal para cambiarlas.

 

¿Como hacer que tu llanta dure más?

 Presión más alta, menos superficie en contacto con el suelo y menos fricción.

 

Ahora, cambiar tus llantas no significa que tengas que desecharlas. Puedes guardarlas para usarlas de refacción de emergencia, o simplemente para darles un uso extremadamente rudo y divertirte con ellas, ya sea derrapándolas, o usarlas para la calle, ya que el pavimento se las acaba más rápido, ¿qué importa? Son llantas que ya no te servirán para la montaña.

 

¿Cuánto dura una llanta?

Eso depende totalmente de cuanto uses tu bici. Los corredores profesionales usan un juego de llantas para los entrenamientos previos a una carrera, y a la hora de la competencia, las cambian por un juego completamente nuevo para usarlo específicamente ese día. Los mortales no podemos darnos esos lujos, así que le sacamos tanto provecho como sea posible a nuestras llantas.

Si ruedas en promedio una o dos veces por semana, las llantas te durarán entre 4 y 5 meses. También es normal que la llanta trasera se acabe más rápido que la delantera, pues va derrapando constantemente en las bajadas.

 

Pero en fin, siempre dependerá de tu estilo de manejo, el tipo de terreno donde ruedes, el compuesto de caucho en las llantas y otro sin fin de factores que influyen en el desgaste de nuestros neumáticos. Lo importante es recordar que una llanta gastada afectará fuertemente en nuestro desempeño sobre la bici, ¡así que revísalas y tómalo en cuenta!