/Tips

Las lesiones más comunes en el MTB

 

Siendo la bici de montaña un deporte "extremo", estamos siempre expuestos a todo tipo de accidentes y lesiones. A continuación te dejamos un listado con las más frecuentes, para que mantengas precavido o para que sepas lo que viene... 

1. Calambres: Estos se dan mas que nada en las piernas, ya sea por deshidratación o por el exceso de ejercicio. Tarde o temprano a todos nos pasa, y la solución inmediata es estirar o masagear el músculo afectado. 

2. Problemas de espalda: Esta es una muy común en ciclistas principiantes, principalmente en la espalda baja, La razón por la cual se da este problema es por que muchas veces los ciclistas nuevos no saben ajustar el asiento a la altura que debe de ir, o incluso la posición de manubrio y mandos. Todos estos factores influyen en la postura del cuerpo, y si esta es incorrecta, nos da como resultado un dolor muy incomodo en la espalda baja. También puede ocasionarse por falta de costumbre, o sea, que esos músculos no estén acostumbrados a estar arriba de la bici por tanto tiempo. Esto se solucionará con el tiempo, pero es muy importante llevar una buena postura. 

3. Fractura de clavícula: Esta es tal vez la fractura más común en los ciclistas de montaña y se da por dos cosas; la primera, porque la clavícula es un hueso que se rompe con mucha facilidad usando poca fuerza; normalmente aguanta 9 libras de presión, y eso es muy poco. La segunda razón es porque la clavícula se rompe en una caída muy común en los ciclistas de montaña, esto es cuando sales volando por arriba del manubrio e instintivamente pones las manos para amortiguar el golpe o tratar de girar sobre tu lomo. Al hacer esto, el golpe se lo llevan tu hombros en la mayoría de los casos, dirigiendo toda la fuerza al hueso más débil de esa zona. Es muy común que los ciclistas nuevos se rompan la clavícula cuando empiezan a brincar, pues este tipo de caídas son muy propensas al no saber como se comporta la bicicleta en el aire. Lo bueno es que también es un hueso que sana rápido, y si no es necesaria una cirugía, estarás de vuelta en 3-4 meses de reposo. 

4. Problemas en las rodillas: Las rodillas son una parte muy crítica cuando se anda en bici, pues están en juego a todo momento cuando pedaleas y al absorber golpes o impactos. Pero el problema más común, otra vez, es por no llevar el asiento a una altura correcta, provocando que las rodillas se flexionen o extiendan demás, dependiendo de como sea que traigas tu asiento. Esto fácilmente se soluciona ajustando el asiento a la altura que debe de ir,  hacer estiramientos y calentamientos antes y después de la actividad es una gran ayuda para nuestros músculos e articulaciones.