/Tips

Comparte tus pasiones

Descubre los beneficios de compartir este tiempo con tu pareja.

Es muy frecuente observar a parejas tanto profesionales como principiantes pedalear por los parques y montañas. Esto se debe a la buena interacción que se genera entre ambos y lleva la relación al siguiente nivel, pues termina con la discusión sobre qué hacer el fin de semana. Ahora la cuestión será “dónde ir a rodar”. Salir con tu bici acompañado de la persona que quieres va más allá del deporte en sí, esto es producto de las endorfinas que se liberan mientras practicamos no sólo ciclismo, sino cualquier deporte.

Hablando de este tema, puedo estar seguro de que casi todos los hombres ciclistas desean tener como compañero de rodada a su propia pareja. Esto es un punto muy favorable y motivador, siempre y cuando exista una buena comunicación. Al final de cuentas una relación de pareja debe ser así, “pareja”. En mi caso, conocí a la mía en una carrera en Guatemala y un año más tarde volvimos a ese mismo evento ya juntos y pudimos ganarla. Así como El Reto del Quetzal, logramos participar en otras muchas competencias en este formato, lo cual nos dio chance de compartir en otros aspectos que como pareja “normal” difícilmente hubiésemos conocido.
El tema de prepararnos en equipo es algo realmente complicado, sin dejar de ser satisfactorio. Las zonas de entrenamiento, los trabajos específicos, los tipos de terreno, salir en ruta o en MTB, hacer plano o subida, frecuencias bajas o altas, comer o no, aire en contra o a favor... ¡puf!… Es súper difícil. Todos tenemos un novio o novia, esposo o esposa y llegar a un acuerdo no siempre resulta fácil. Sin embargo, para todo esto contamos con la ventaja de que podemos rodar los fines de semana a la hora que más nos acomode, incluso ir por varias horas acompañados o cada quien por su lado, sin pensar durante el trayecto que habrá un problemita a la llegada, es decir, tenemos conocimiento completo de lo que cada uno hace, siente y vive en su dos ruedas.

Relacionados
Contagia a tu novia la pasión del MTB


LA VOZ DE LA EXPERIENCIA
Arianna Tucci (mi pareja) lleva ya muchos años compitiendo y entrenando, lo cual me da una amplia ventaja sobre los demás ciclistas, ya que entiende y comprende a la perfección qué y cómo es lo que hago. Por otro lado, una novia o esposa siempre será la mejor compañía al rodar, aunque esto seguramente llevará una riñita en algún momento del trayecto, lo cual es algo natural. Un ejemplo es cuando le muestras cómo pasar un obstáculo, hacer alguna maniobra técnica o le ayudas con la frecuencia de pedaleo (por decir algunas cosas), ahí sí que la cosa se pone difícil, siempre será punto de discusión cualquier sugerencia, de igual forma de ella hacia mí. Conocemos a muchas parejas en este medio, algunas de nivel internacional que andan por todas las copas del mundo. No sé cómo se lleven, pero supongo que bien, por algo están ahí (Dani y Cetto), también a otras que por lo regular ella no participa o lo hace muy poco, pero su compañero sí es constante y está siempre bien apoyado para que obtenga los mejores resultados, y lo entiende cuando él debe viajar solo (Lili Domínguez y Marco Escárcega). Igualmente sé cómo es la otra cara, donde la mujer es la que compite y el hombre quien se queda a cuidar el puesto de partes y componentes (Rebe y Abel). Hay otras que son súper acopladas y a pesar de las adversidades y compromisos cumplen sus metas, como el Gran Fondo Cozumel (Dulce Ramírez y Fer “Chelas” Rivera)…. En conclusión, es muy emocionante, gratificante y divertido salir en grupo a rodar o entrenar, pero siempre será mejor si vas con tu pareja dentro del grupo, o sólo tú y ella.

“ES MUY EMOCIONANTE Y DIVERTIDO SALIR EN GRUPO A RODAR O ENTRENAR, PERO NO HAY PUNTO DE COMPARACIÓN CUANDO SÓLO ERES TÚ Y TU PAREJA, PUES UNA SIMPLE RODADA SE PUEDE CONVERTIR EN UNA GRATÍSIMA EXPERIENCIA”.


EL REVERSO DE LA MONEDA
Sedly Rivas (mi pareja) ha sido siempre súper paciente conmigo al enseñarme tantos detalles de manejo, técnica y métodos de entrenamiento. Me encanta convivir con él y quisiera salir siempre juntos a rodar, sin embargo, los ritmos y tiempos no lo permiten y a mí, la verdad, me genera mucho estrés ir tras de él o que vaya esperándome. Por lo regular, al salir debemos llevar duplicados de las llaves de la casa, uno nunca sabe qué sucederá en el camino y cada quien podría llegar por su lado. Los hombres siempre serán sobreprotectores y eso los lleva a distraerse en la práctica cuando vamos a su lado, sin embargo, está en nosotras generarles esa confianza para que anden con la tranquilidad de que haremos bien las cosas. Para mí, ha sido muy emocionante y gratificante ver los resultados de mi pareja a lo largo de los años, lo cual de alguna manera me ha ayudado a convivir sanamente con él. Creo que muchas chicas que actualmente no practican ciclismo y su pareja sí lo hace, deberían participar en la actividad, no es necesario ser profesional, el salir de vez en cuando con él a rodar ayudará a tener una mejor integración en la relación. De este modo podrán entender los sacrificios y los porqués de esta pasión que se tiene, además es un deporte súper bonito que nos permite conocer lugares impresionantes a los que difícilmente accederíamos en auto o a pie, ¡y nos mantiene en forma!