/Tips

Las herramientas más útiles de la caja.

Por: Jerry Ojeda |

Ten un par siempre a la mano

 

Estas pequeñas cintas plásticas son algo que no puede faltar en tu kit de herramientas. Aunque no lo creas, pueden servirte para solucionar muchísimas cosas. Son muy livianas y fáciles de encontrar así que no habrá problema traer unas cuantas docenas de estas en donde sea que te encuentres con tu bici.

Sujetar un cable suelto

A veces los cables de frenos, que se supone que deben de ir pegados a la bicicleta, se sueltan y hay riesgo de que se rompan. Con los cinchos fácilmente puedes volver a colocarlos en su lugar, amarrandós directo al cuadro o donde tengan que ir ajustados.

Te puede interesar "Greg Minnar, una leyenda de 36 años"

Hacer una reparación de emergencia a una llanta rota

Si por alguna razón rasgaste tu llanta y la cámara se sale por ahí, con los cinchos puedes sujetarla de manera que la cámara no tenga lugar para escaparse. Funcionan como una especie de grapas o costuras. 

Simular llantas para nieve o hielo

Amarrando varios cinchos alrededor de tu llanta y rin, puedes lograr una exente tracción en caso de pedalear sobre nieve. En México quién sabe cuándo lo puedas utilizar, pero siempre es bueno saberlo.

Sujetar o reparar alguna pieza rota de tu bici o equipo

Por su gran funcionalidad para sujetar objetos a la tensión que se desee, los cinchos nos pueden servir para amarrar cualquier objeto que se haya roto dentro de nuestra bicicleta o equipo. Por ejemplo: la visera de tu casco, los mandos que van sujetos al manubrio, etc.

Reemplazo de ligas de goma de las suspensiones

Esto no seria lo ideal para algo permanente, pero si se rompió alguna liga de las que van en las suspensiones (las que indican el muelleo de la bici) una buena solución es amarrar un cincho alrededor de estas y ¡listo! tendrá la misma función y te servirá para ajustar tu suspensión cuando sea necesario.