/Mecánica

Reparación de emergencia

 

Si estas en la montaña y se te poncha una llanta, lo ideal sería cambiar la cámara, o en su defecto, parcharla, pero ¿qué pasa si no tienes cámara de repuesto ni parches? Este truco podría salvarte de caminar de regreso a casa. 

Como se muestra en la imagen, se trata de un nudo que atarás usando la misma cámara, de manera que evitas la fuga de aire. Sólo debes encontrar el agujero o agujeros en tu cámara y hacer un nudo con la cámara, apretarlo lo más que puedas y volverla a montar en la llanta. 

¡Ojo! Muy probablemente el aire seguirá escapándose una vez que montes e infles la llanta, y seguramente tendrás que hacer paradas para meter más aire en tu rueda, pero esto te permitirá llegar a tu destino rodando sin maltratar el rin. Esta no es una solución, obviamente tendrás que reemplazar la cámara después, pero al menos tendrás oportunidad de salir de la montaña pedaleando. 

Nota: Te será más difícil de lo normal montar la cámara dentro de la rueda después de hacer el nudo, pues el diámetro de esta se reducirá por el nudo que le hiciste. Como ya mencionamos, esta no es la solución ideal, pero te servirá para el momento. 

Para aprender cómo parchar una cámara ponchada, haz click aquí

Relacionados